El manejo optimo de los COSTOS….para HACER RIQUEZAS….

Todo negocio, consiste básicamente en satisfacer necesidades y deseos del cliente vendiéndole un producto o servicio por más dinero de lo que cuesta fabricarlo o producirlo.
La ventaja que se obtiene con el precio, se utiliza para cubrir los costos y para obtener una utilidad o Ganancia….
La mayoría de los empresarios, principalmente de pequeñas empresas definen sus precios de venta a partir de los precios de sus competidores, sin saber si ellos alcanzan a cubrir los costos de sus empresas. La consecuencia inmediata derivada de ésta situación es que los negocios no prosperan. Conocer los costos de la empresa es un elemento clave de la correcta gestión empresarial, para que el esfuerzo y la energía que se invierte en la empresa den los frutos esperados.
Por otra parte, no existen decisiones empresariales que de alguna forma no influyan en los costos de una empresa. Es por eso imperativo que las decisiones a tomarse tengan la suficiente calidad, para garantizar el buen desenvolvimiento de las mismas.
Para evitar que la eficacia de estas decisiones no dependa únicamente de la buena suerte, sino más bien, sea el resultado de un análisis de las posibles consecuencias, cada decisión debe ser respaldada por tres importantes aspectos:
  1. Conocer cuáles son las consecuencias técnicas de la decisión, si es que esta es mal tomada.
  2. Evaluar las incidencias en los costos de la empresa, si es que ellos no son bien calculados .
  3. Calcular el impacto en el mercado que atiende la empresa si es que no definimos un buen centro de Costos.
Como se ve, el cálculo de costo es uno de los instrumentos más importantes para la toma de decisiones y se puede decir que no basta con tener conocimientos técnicos adecuados, sino que es necesario considerar la incidencia de cualquier decisión en este sentido y las posibles o eventuales consecuencias que pueda generar.
El cálculo de costo, por ende, es importante en la planificación de productos y procesos de producción, la dirección y el control de la empresa y para la determinación de los precios.

Los objetivos de los empresarios

Toda empresa, cualquiera sea su naturaleza, persigue una serie de objetivos que orientan su actividad y ordenan el camino de sus acciones.
Estos objetivos son de diversa característica y marcan el perfil y la visión del negocio; como por ejemplo:
  1. Obtener dinero
  2. Desarrollarse
  3. Mantenerse en el tiempo
  4. Alcanzar nuevos mercados
  5. Tener productos y servicios de buena calidad
  6. Prestar servicio eficientes
  7. Lograr la fidelidad de los clientes
Uno de los objetivos empresariales más importantes a lograr es la “rentabilidad”, sin dejar de reconocer que existen otros tan relevantes como crecer, agregar valor a la empresa, etc. Pero sin rentabilidad no es posible la permanencia de la empresa en el mediano y largo plazo.
Cuando se analizan los Costos, ambos temas – costos y rentabilidad – tienen muchos puntos en común.
Rentabilidad es sinónimo de ganancia, utilidad, beneficio y lucro.
Para que exista rentabilidad “positiva”, los ingresos tienen que ser mayores a los egresos. Lo que equivale a decir que los ingresos por ventas son superiores a los costos.
Sin rentabilidad es imposible pensar en inversiones, mejorar los ingresos del personal, obtener préstamos, crecer, retribuir a los dueños o accionistas, soportar situaciones coyunturales difíciles, etc.

Aplicaciones del cálculo de costos

El Cálculo de Costos se integra al sistema de informaciones indispensables para la gestión de una empresa.
El análisis de los costos empresariales es sumamente importante, principalmente desde el punto de vista práctico, puesto que su desconocimiento puede acarrear riesgos para la empresa, e incluso, como ha sucedido en muchos casos, llevarla a su desaparición.
Conocer no sólo que pasó, sino también dónde, cuándo, en qué medida (cuánto), cómo y porqué pasó, permite corregir los desvíos del pasado y preparar una mejor administración del futuro.
Esencialmente se utiliza para realizar las siguientes tareas:
  • Sirve de base para calcular el precio adecuado de los productos y servicios.
  • Conocer qué bienes o servicios producen utilidades o pérdidas, y en que magnitud.
  • Se utiliza para controlar los costos reales en comparación con los costos predeterminados: (comparación entre el costo presupuestado con el costo realmente generado, post-cálculo).
  • Permite comparar los costos entre:
    • Diferentes departamentos de la empresa
    • Diferentes empresas
    • Diferentes períodos
  • Localiza puntos débiles de una empresa.
  • Determina la parte de la empresa en la que más urgentemente se debe realizar medidas de racionalización.
  • Controla el impacto de las medidas de racionalización realizadas.
  • Diseñar nuevos productos y servicios que satisfagan las expectativas de los clientes y, al mismo tiempo, puedan ser producidos y entregados con un beneficio.
  • Guiar las decisiones de inversión.
  • Elegir entre proveedores alternativos.
  • Negociar con los clientes el precio, las características del producto, la calidad, las condiciones de entrega y el servicio a satisfacer.
  • Estructurar unos procesos eficientes y eficaces de distribución y servicios para los segmentos objetivos de mercado y de clientes.
  • Utilizar como instrumento de planificación y control.

Concepto de costo

Costo es el sacrificio, o esfuerzo económico que se debe realizar para lograr un objetivo.

Los objetivos son aquellos de tipo operativos, como por ejemplo: pagar los sueldos al personal de producción, comprar materiales, fabricar un producto, venderlo, prestar un servicio, obtener fondos para financiarnos, administrar la empresa, etc.
Si no se logra el objetivo deseado, decimos que tenemos una pérdida.
La mercadería que se deteriora por contaminación y queda inutilizada, es una pérdida; porque, a pesar del esfuerzo económico no tiene un objetivo determinado.
También es necesario precisar algunos conceptos que se utilizan para definir y caracterizar aspectos relacionados con el tema que estamos analizando. Por ejemplo: Desembolso, Amortizaciones e Inversión.
El costo es fundamentalmente un concepto económico, que influye en el resultado de la empresa.
El desembolso es un concepto de tipo financiero, que forma parte del manejo de dinero. Su incidencia está relacionada con los movimientos (ingresos y egresos) de caja o tesorería.
Uno puede comprar un insumo mediante un pago en dinero (erogación), pero hasta que ese insumo no sea incorporado al producto que se elabora y luego se vende, no constituye un costo. Es un desembolso.
Hay bienes que se compran y que se utilizan en el sistema productivo, pero que no se incorporan al producto como insumo, sino que se utilizan durante un tiempo para ayudar en su elaboración. Por ejemplo: maquinarias, equipos, instalaciones, bienes de uso, etc.
A estos bienes se les practica lo que se denomina amortización o depreciación, por un importe que está relacionado con su vida útil, el desgaste, la obsolescencia técnica, etc.; y se carga dicho importe en forma proporcional al producto. Esto constituye un costo, aunque el desembolso se hizo en el pasado.
La compra de una máquina o de una herramienta de trabajo generalmente demanda un fuerte desembolso inicial que, si fuera tenido en cuenta en ese momento para calcular los costos produciría una fuerte distorsión en los mismos.
El método de la amortización evita ese problema, porque distribuye el gasto inicial a lo largo de todo el período de vida útil del equipo.
Por ejemplo:
Valor de compra de una máquina: $ 30.000
Vida útil estimada: 5 años
Si queremos averiguar cuál es la amortización mensual para el cálculo de costos, tenemos:
Amortización anual (30.000 ÷ 5 años), igual a: $ 6.000 por año
Amortización mensual (6.000 ÷ 12 meses), igual a: $ 500 por mes
En la práctica la amortización es el dinero que debemos ir reservando para la renovación de la máquina cuando se agote su vida útil.
La inversión es el costo que se encuentra a la espera de la actividad empresarial que permitirá con el transcurso del tiempo, conseguir el objetivo deseado.
Las inversiones en Equipos, Instalaciones, Muebles y Utiles, etc.; tendrán su incidencia en los costos mediante el cálculo de las depreciaciones que se realicen a lo largo de su vida útil.

Tipos de costos

Es necesario clasificar los costos de acuerdo a categorías o grupos, de manera tal que posean ciertas características comunes para poder realizar los cálculos, el análisis y presentar la información que puede ser utilizada para la toma de decisiones.
  1.  Clasificación según la función que cumplen
    1. Costo de Producción
      Son los que permiten obtener determinados bienes a partir de otros, mediante el empleo de un proceso de transformación. Por ejemplo:

      • Costo de la materia prima y materiales que intervienen en el proceso productivo
      • Sueldos y cargas sociales del personal de producción.
      • Depreciaciones del equipo productivo.
      • Costo de los Servicios Públicos que intervienen en el proceso productivo.
      • Costo de envases y embalajes.
      • Costos de almacenamiento, depósito y expedición.
    2. Costo de Comercialización
      Es el costo que posibilita el proceso de venta de los bienes o servicios a los clientes. Por ejemplo

      • Sueldos y cargas sociales del personal del área comercial.
      • Comisiones sobre ventas.
      • Fletes, hasta el lugar de destino de la mercadería.
      • Seguros por el transporte de mercadería.
      • Promoción y Publicidad.
      • Servicios técnicos y garantías de post-ventas.
    3. Costo de Administración
      Son aquellos costos necesarios para la gestión del negocio. Por ejemplo:

      • Sueldos y cargas sociales del personal del área administrativa y general de la empresa
      • Honorarios pagados por servicios profesionales.
      • Servicios Públicos correspondientes al área administrativa.
      • Alquiler de oficina.
    • Papelería e insumos propios de la administración
  2. Costo de financiación 
    Es el correspondiente a la obtención de fondos aplicados al negocio. Por ejemplo:

    • Intereses pagados por préstamos.
    • Comisiones y otros gastos bancarios.
    • Impuestos derivados de las transacciones financieras.
  • Clasificación según su grado de variabilidad
    Esta clasificación es importante para la realización de estudios de planificación y control de operaciones. Está vinculado con las variaciones o no de los costos, según los niveles de actividad.
  1. Costos Fijos
    Son aquellos costos cuyo importe permanece constante, independiente del nivel de actividad de la empresa. Se pueden identificar y llamar como costos de “mantener la empresa abierta”, de manera tal que se realice o no la producción, se venda o no la mercadería o servicio, dichos costos igual deben ser solventados por la empresa. Por ejemplo:

    1. Alquileres
    2. Amortizaciones o depreciaciones
    3. Seguros
    4. Impuestos fijos
    5. Servicios Públicos (Luz, TE., Gas, etc.)
    6. Sueldo y cargas sociales de encargados, supervisores, gerentes, etc.
  2. Costos Variables
    Son aquellos costos que varían en forma proporcional, de acuerdo al nivel de producción o actividad de la empresa. Son los costos por “producir” o “vender”. Por ejemplo:

    • Mano de obra directa (a destajo, por producción o por tanto).
    • Materias Primas directas.
    • Materiales e Insumos directos.
    • Impuestos específicos.
    • Envases, Embalajes y etiquetas.
    • Comisiones sobre ventas.
  • Clasificación según su asignación
    1. Costos Directos 
      Son aquellos costos que se asigna directamente a una unidad de producción. Por lo general se asimilan a los costos variables.
    2. Costos Indirectos
      Son aquellos que no se pueden asignar directamente a un producto o servicio, sino que se distribuyen entre las diversas unidades productivas mediante algún criterio de reparto. En la mayoría de los casos los costos indirectos son costos fijos.
  • Clasificación según su comportamiento
    1. Costo Variable Unitario
      Es el costo que se asigna directamente a cada unidad de producto. Comprende la unidad de cada materia prima o materiales utilizados para fabricar una unidad de producto terminado, así como la unidad de mano de obra directa, la unidad de envases y embalajes, la unidad de comisión por ventas, etc.
    2. Costo Variable Total
      Es el costo que resulta de multiplicar el costo variable unitario por la cantidad de productos fabricados o servicios vendidos en un período determinado; sea éste mensual, anual o cualquier otra periodicidad.
      La fórmula del costo variable total es la siguiente:
      Costo Variable Total = Costo Variable Unitario X Cantidad 
      Para el análisis de los costos variables, se parte de los valores unitarios para llegar a los valores totales.
      En los costos fijos el proceso es inverso, se parte de los costos fijos totales para llegar a los costos fijos unitarios.
    3. Costo Fijo Total
      Es la suma de todos los costos fijos de la empresa
    4. Costo Fijo Unitario
      Es el costo fijo total dividido por la cantidad de productos fabricados o servicios brindados.
      Costo fijo Unitario = Costo Fijo Total / Cantidad
    5. Costo Total
      Es la suma del Costo Variable más el Costo Fijo.
      Se puede expresar en Valores Unitarios o en Valores Totales
      Costo Total unitario = Costo Variable unitario + Costo Fijo unitario
      Costo Total = Costo Variable Total + Costo Fijo Total

Contribucion marginal y punto de equilibrio

Contribución Marginal

Se llama “contribución marginal” o “margen de contribución” a la diferencia entre el Precio de Venta y el Costo Variable Unitario.
Contribución Marginal = Precio de Venta – Costo Variable Unitario
Se le llama “margen de contribución” porque muestra como “contribuyen” los precios de los productos o servicios a cubrir los costos fijos y a generar utilidad, que es la finalidad que persigue toda empresa.
Se pueden dar las siguientes alternativas:
  1. Si la contribución marginal es “positiva”, contribuye a absorber el costo fijo y a dejar un “margen” para la utilidad o ganancia.
  2. Cuando la contribución marginal es igual al costo fijo, y no deja margen para la ganancia, se dice que la empresa está en su “punto de equilibrio”. No gana, ni pierde.
  3. Cuando la contribución marginal no alcanza para cubrir los costos fijos, la empresa puede seguir trabajando en el corto plazo, aunque la actividad de resultado negativo. Porque esa contribución marginal sirve para absorber parte de los costos fijos.
  4. La situación más crítica se da cuando el “precio de venta” no cubre los “costos variables”, o sea que la “contribución marginal” es “negativa”. En este caso extremo, es cuando se debe tomar la decisión de no continuar con la elaboración de un producto o servicio.
El concepto de “contribución marginal” es muy importante en las decisiones de mantener, retirar o incorporar nuevos productos de la empresa, por la incidencia que pueden tener los mismos en la absorción de los “costos fijos” y la capacidad de “generar utilidades”.
También es importante relacionar la “contribución marginal” de cada artículo con las cantidades vendidas. Porque una empresa puede tener productos de alta rotación con baja contribución marginal pero la ganancia total que generan, supera ampliamente la de otros artículos que tienen mayor “contribución marginal” pero menor venta y “menor ganancia total”.

Punto de Equilibrio

Se dice que una Empresa está en su Punto de Equilibrio cuando no genera ni Ganancias, ni Pérdidas. Es decir cuando el Beneficio es igual a cero.
Para un determinado costo fijo de la Empresa, y conocida la Contribución Marginal de cada producto, se puede calcular las cantidades de productos o servicios y el monto total de ventas necesario para no ganar ni perder; es decir para estar en Equilibrio.
EL PRECIO DE VENTA
El precio de venta es el valor de los productos o servicios que se venden a los clientes.
La determinación de este valor, es una de las decisiones estratégicas más importantes ya que, el precio, es uno de los elementos que los consumidores tienen en cuenta a la hora de comprar lo que necesitan.
El cliente estará dispuesto a pagar por los bienes y servicios, lo que considera un precio “justo”, es decir, aquel que sea equivalente al nivel de satisfacción de sus necesidades o deseos con la compra de dichos bienes o servicios.
Por otro lado, la empresa espera, a través del precio, cubrir los costos y obtener ganancias.
En la determinación del precio, es necesario tomar en cuenta los objetivos de la empresa y la expectativa del cliente.
El precio de venta es ig ual al costo total del producto más la ganancia.
Precio de Venta = Costo Total unitario + Utilidad

Estructura de costos

COSTOS VARIABLES

  • Mano de obra directa
  • Insumos directos
  • Costos variables indirectos

COSTOS FIJOS

  • De Producción
  • De Comercialización
  • De Administración
  • Financieros

COSTO DE VENTA TOTAL

MARGEN DE UTILIDAD

PRECIO DE VENTA

 

Haciendo Riquezas

Editor web de Haciendo Riquezas