Pensiones sin Seguridad Social ¿Cómo se calcula el monto de las pensiones en Chile?

En Chile se impone en los años 80’ un sistema de capitalización individual que obliga a ahorrar el 10 % de su sueldo mensual a sus cotizantes en Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Este es uno de los pocos países en el mundo que cuenta con un sistema que elimina todo componente de solidaridad en su pilar contributivo, dejando a las personas pensionadas sujetas solamente a determinantes individuales y a las lógicas propias del mercado bursátil, contraviniendo los principios históricos de la Seguridad Social.

A casi 40 an ̃os de su instauración, los resultados del sistema de pensiones en Chile son catastróficos: en 2019 se jubilaron 127 mil personas y el 50 % de ellas pudo autofinanciar una pensión menor a $49 mil, e incluso la mitad de aquellas personas que cotizaron entre 30 y 35 an ̃os, es decir, la mayor parte de su vida laboral, pudo autofinanciar una pensión menor a $234 mil, lo que equivale al 73 % del Salario Mínimo Vigente.

Cálculo de la SUMA de FONDOS de una MUJER para generar $600.000.-

En un sistema de contribución definida ad- ministrada bajo la lógica de capitalización individual, se sabe exactamente cuánto hay que cotizar mes a mes pero no existe un beneficio definido (tasa de reemplazo) que dependa directamente de los an ̃os cotiza- dos y la remuneración imponible promedio. Por lo tanto, se instala una incertidumbre respecto a la forma en cómo se determina el monto final de una pensión, dependiendo esta de muchos factores, que en la mayor ́ıa de los casos son de difícil comprensión para una persona que se encuentra cerca de jubilar o esta jubilada. El objetivo de es- te estudio ser ́a dilucidar aquellos mecanismos generales de funcionamiento de este sistema, junto a aquellos procesos que de- terminan los montos de pensión para las personas afiliadas.

Al analizar los saldos de cuentas individuales de las personas afiliadas que se encuentran cercanas a cumplir la edad de jubilación, se observa que, en el caso de los hombres entre 60 y 65 an ̃os, el 28,8 % actualmente registra menos de $10 millones, y 3 de cada 4 de ellos tiene menos de $50 millones. Solo un 11,1 % presenta un sal- do superior a $100 millones. En el caso de las mujeres afiliadas entre 55 y 60 an ̃os, el panorama es aún m ́as complejo: el 61,7 % registra menos de $10 millones, y 9 de cada 10 mujeres tiene menos de $50 millones. A diferencia de los hombres, solo el 2,6 % de ellas acumula m ́as de $100 millones.

¿Para cuánto alcanzan estos montos? ¿Per- mite esta distribución de saldos construir pensiones suficientes en este sistema? El presente estudio realiza un conjunto de  simulaciones tanto para mujeres como para hombres de diversas edades testeando el rendimiento de saldos acumulados de $10, $20, $30, $50, $80 y $100 millones para  responder a estas interrogantes, observando aquellas pensiones que logran ser autofi- nanciadas.

Un caso representativo de un hombre de 65 an ̃os con cónyuge tres an ̃os menor, que acu- muló $10 millones al momento de jubilar, logra autofinanciar una primera pensión por Retiro Programado (RP) de $49.107 pesos, la cual se va reduciendo en el tiempo, y una pensión por Renta Vitalicia (RV) pagada por una Compañía de Seguros de $39.436 pesos. Si ese mismo hombre acumula $50 millones, podrá construir una primera pensión por RP de $245.536 pesos y una pensión por RV de $197.180 pesos. Un saldo de $80 millones aún no permite superar los $400 mil en modalidad de RP o el monto del Salario Mínimo ($320.500) en el caso de la RV.

Cálculo de la SUMA de FONDOS de un HOMBRE para generar $600.000.-

Un caso representativo de una mujer de 60 an ̃os con cónyuge tres an ̃os mayor, que acu- muló $10 millones al momento de jubilar, logra autofinanciar una primera pensión por RP de $43.089 pesos, y una pensión por RV de $33.469 pesos. Si esa misma mujer acumula $50 millones, podrá recibir una primera pensión por RP de $215.447, y una pensión por RV de $167.343. Un saldo de $100 millones aún no permite superar los $450 mil en modalidad RP y en el caso de la RV, alcanza para superar levemente el monto equivalente al Salario Mínimo.

En febrero de 2020, la remuneración imponible promedio de los cotizantes fue de $845 mil, por lo que una tasa de reemplazo en torno al 70 % para el sistema, significa una pensión promedio de $600 mil. ¿Qu ́e saldo deber ́ıan tener actualmente las personas afiliadas en su cuenta individual al momento de jubilar para alcanzar ese monto?

Un hombre que jubile a los 65 an ̃os y se acoja a la modalidad de RP deber ́ıa acumular un saldo entre $104 y $124 millones, dependiendo de su estado civil y la edad de su cónyuge. Para una mujer de 60 an ̃os que se acoja a la modalidad de RP es aun más difícil de alcanzar, debiendo acumular  un saldo entre $135 y $140 millones, dependiendo de su estado civil y edad de su cónyuge. Al consolidar la situación de hombres y mujeres, se estima que menos de un 3 % de las personas afiliadas que se jubilarán en el corto plazo podría obtener una pensión superior a los $600 mil, evidenciando la profunda crisis previsional que deriva del actual sistema.

¿Cu ́ales son los principales factores que inciden en el monto de las pensiones en Chile?

En Chile existe un mercado de cuentas individuales de ahorro obligatorio privado administradas por las AFP, y las personas deben aportar un porcentaje fijo de sus ingresos mensualmente. Se trata de un sistema de contribución definida y por tanto el resultado final no está asegurado, es decir, no existe un beneficio definido. Chile es uno de los pocos países en el mundo que no tiene dentro de su pilar contributivo un componente público que incorpore solidaridad intra e inter-generacional que permita establecer pensiones suficientes acordes a un nivel de vida digno.

Al no existir un beneficio definido, la pensión final recibida no dependerá directamente de cuántos an ̃os se cotizo ́ durante la vida laboral, sino que de múltiples factores exógenos y no controlables por las personas. En un esquema de capitalización individual, resulta muy difícil saber cuánto se debe cotizar para obtener una pensión determinada o cual será el monto de la pensión obtenida según el ahorro acumulado por cada persona. Esta incertidumbre se experimenta tanto durante el período de cotización o aportación cómo durante los años de jubilación.

En primer lugar, para un hombre, un caso representativo podría ser pensionarse a la edad legal de jubilación (65 an ̃os) y registrar una cónyuge tres an ̃os menor. De acuerdo a los datos presentados en el siguiente cuadro, si esta persona alcanzara a acumular $10 millones en su saldo, su primera pensión autofinanciada bajo la modalidad de retiro programado sería de $49.107, la cual se va reduciendo en el tiempo. En tanto, si se jubilara por Renta Vitalicia a través de una Companía de Seguro su pensión alcanzaría a $39.436. Con $30 millones de saldo acumulado, la primera pensión autofinanciada por RP llegar ́ıa a $147.322 y la RV alcanzar ́ıa a $118.308. Un saldo de $80 millones aún no permite superar los $400 mil en la modalidad de RP o el monto del Salario Mínimo de $320.500 Aprox.

Además, es importante tener en cuenta que, tienen derecho a contratar una Renta Vitalicia Inmediata las personas que cuenten con fondos suficientes para obtener una pensión igual o mayor que la correspondiente Pensión Básica Solidaria (PBS) vigente a la fecha de la selección de esta modalidad. Actualmente, el monto de la PBS para pensionados entre 65 y 74 años es $137.751, por tanto, en estricto rigor, la simulación para el valor de la RV sería válido para hombres que registran un saldo en su cuenta individual superior a $35 millones para esta tipología específica.

Los datos presentados en todas las simulaciones, corresponden al resultado de testear el Sistema de AFP sin subsidios del Estado. Vale decir, son los resultados directos que entrega el mercado de cuentas individuales de ahorro obligatorio que existe en Chile. En u última instancia, si los pensionados logran demostrar que pertenecen a hogares del 60 % ma ́s pobres de la población, podrían recibir un subsidio del Estado a través del Aporte Previsional Solidario que permite mejorar el monto autofinanciado.

En el caso que un afiliado hombre, postergue 2 an ̃os su edad de jubilación y se retire a los 67 an ̃os, el monto de la pensión para cada nivel de saldo aumentar ́ıa 5 % para RP y 6,2 % para RV. En el Anexo, puede revisar los cálculos para los restantes seis casos.

FUENTE: Estudio realizado por la FUNDACIÓN SOL

Haciendo Riquezas

Editor web de Haciendo Riquezas